Capítulo 1: Facebook y mi enfado con el mundo.

A una semana del viaje, todavía me cuesta mentalizarme.

La India.

Cada vez que lo pienso, siento un cosquilleo en el estómago. No sé si son los nervios, la emoción…o simplemente el fantasma de un cólico. El caso es que ha pasado todo demasiado rápido. Hace tan solo unas semanas estaba en Argentina, hace tan solo un mes me estaba entrevistando con un hombre por Skype acerca de este voluntariado. Todo ha pasado demasiado rápido…

Bueno, te cuento la historia.

Resulta que yo hace tres años viajé a la India por primera vez. Fue un viaje exprés de 10 días sobre el cual ya escribiré en otra entrada… Y es que creo que vale la pena contar cómo fueron las circunstancias de ese primer viaje también. Uno pensaría que cuando una chica como yo, veinteañera, europea, se decide a viajar al otro lado del mundo a una cultura totalmente distinta, es porque en su mente ha soñado con ese viaje, lo ha pensado y preparado al detalle y ha planeado todo con muchísima antelación. Bueno, no ha sido ese mi caso en ninguna de las ocasiones en las que he viajado a la India. Parece que este país siempre me pilla desprevenida y con la mente en cualquier cosa…

Bueno, estamos en abril. Creo que fue el último día de Octubre… hace ya medio año, guau. Fue una noche más, como otra cualquiera, en la que lo último que haces antes de dormirte es deslizar tus dedos en un movimiento casi involuntario sobre la pantalla del móvil, y ves las últimas publicaciones en Facebook: foto, vídeo, foto, vídeo, gatitos, niño muriendo, llama haciendo ruidos graciosos, cuerpo perfecto en veinte días, salva a las ballenas, anda no sabía que estos eran amigos, hombre sin brazos vestido de traje, que tus sueños sean más grandes que tus miedos, Spiderman bailando, vine, seguro que lleva 3kg de maquillaje, otra ola de refugiados, selfie, creo que ya no está con el chico ese, le dijeron que no valía para el trabajo y no sabes cuál fue su respuesta, Miley Cyrus es vegetariana qué gran ejemplo de persona hagámonos todos vegetarianos, es el cumple de esta…¿quién era?, ay por favor lo que hace ese bebé, averigua qué personaje de Disney eres, OH OH OH un gatito CON un bebé esto promete, 9 señales de que te está siendo infiel…

En fin, la típica sobre-estimulación perfecta para que nuestro cerebro sea el primero en quedarse K.O. Bueno, se ve que esa noche la rutina hipnótica no me funcionó del todo. Algo me molestaba profundamente. Lo cierto es que, de repente, el mundo me daba bastante asco. Era como si hubiera abierto la ventana y se hubiera colado en mi habitación una oleada de odio profundo hacia todo aquello que era el mundo, mi mundo. Me sentí terriblemente deprimida por todo, y por nada a la vez. Por qué tengo que ver todo esto, ¿es necesario? Di un par de vueltas en la cama sin pegar ojo. No, no es necesario, ¿y si me quito el Facebook? Bueno, el caso es que me dejé llevar por ese impulso, y ahí mismo encendí la luz y me desactivé la cuenta de Facebook, no sin antes someterme al correspondiente interrogatorio de por qué dejo la red: Marque alguno de estos motivos. Vaya, no aparece la opción: “asco profundo”, pondré :“Otras razones”. Por favor, especifique cuáles son sus motivos. Vale, vosotros lo habéis querido: “Asco profundo”. ¿Estás segura? Pedro Apellido, Juan Apellido, Claudia Apellido… y ochocientas y pico personas más te van a echar de menos. Guau. Tantos amigos y tan pocos regalos por mi cumpleaños…

El caso es que estuve como tres meses enfadada con el mundo y con la cuenta de Facebook cerrada, y claro, no te pienses que es tan fácil reemplazar los efectos de esta droga social. Así que dije, voy a intentar llenar mi vacío personal por medio de la lectura, a lo mejor así al menos me vuelvo inteligente, y luego cuando reactive el Facebook tendré cosas interesantes que compartir con mis ochocientos y pico fans de los cuales tan solo tres se han percatado de que he desaparecido. Sí, efectivamente: mi padre, mi madre, y mi hermana (y mi hermana porque se lo dijo mi madre…). Los que van a leer este blog, vaya. En fin, el caso es, que no me acuerdo muy bien cómo, pero llegó a mis manos La revolución silenciosa, de Alberto Oliveras. Es una biografía de Vicente Ferrer. Si eres como yo y como probablemente más de la mitad de los jóvenes españoles de entre 18-25 años es probable que sepas mucho más de la vida de la ex mujer de un torero famoso que de la existencia de héroes españoles como fue este hombre que revolucionó una parte de la India. Te perdono, es duro ser parte de la generación que ha sido hipnotizada por el Spiderman bailando..

43109051

Otro día te contaré más sobre Vicente Ferrer. El tema es que devoré el libro. No me quiero hacer la que lee muchos libros, pero siempre me han encantado las biografías (será que lo que soy es una cotilla y me gusta entrometerme en la vida de los demás…), especialmente las historias de personas que impactan el mundo con su lucha en favor de una causa, personas que se “salen del molde” y dejan su comodidad para perseguir un propósito mayor que ellos mismos… El testimonio de este hombre me impactó mucho (ya os daré más detalles de por qué),  y como soy una chica un poco impulsiva que muchas veces, para bien o para mal (aunque normalmente, más para mal), se mueve por el “venazo” del momento, entonces me dio el correspondiente venazo de: pues yo también, y ya me quería ir a la India a hacer de Maria Teresa de Calcuta por un rato. El tema es que me metí en la página web de la Fundación, y vi que OH, GUAU, había una sección de “Trabaja con nosotros”, y entre las ofertas de voluntariado uno de los perfiles profesionales que buscaban era de maestros de idiomas. Tras reflexionar concienzuda y detenidamente durante… cinco segundos, ya estaba rellenando el formulario y mandando mi currículum.

La respuesta llegó al mismísimo día siguiente: “Muchas gracias, pero ahora mismo no hay vacantes para tu perfil, guardaremos tu currículum en cualquier caso”. 

Durante los siguientes meses me olvidé de la India, o más que olvidarla, la metí en uno de esos cajones en mi cerebro en los que guardo cosas de “quizá algún día” (la verdad es que debería hacer limpieza de esos cajones en algún momento). Sin embargo, no me había olvidado de mi enfado con el mundo, así que en los meses que vendrían continué en esa línea de apatía con la vida y con la gente, aunque sí que hice un esfuerzo por volver a ser sociable y me reactivé Facebook poco antes de mi viaje a Argentina, en marzo. Yupi, vuelvo a tener amigos. Lo que pasó es que, como se acabó mi contrato en la empresa y tenía algo de dinero ahorrado, decidí invertir mi ninismo (ni estudio ni trabajo), y mi no tan deseada y repentina libertad para hacer un viaje de un mes a Argentina y conocer por fin a mi primer sobrino, Jean Luca. La verdad es que no tenía ni idea de qué vendría después del viaje, y tengo que reconocer que una parte de mi incluso se planteaba anticipadamente la posibilidad de quedarme allí…

Resulta que, dos días antes de viajar, recibí un correo en el que venía adjunta una motivación inesperada para usar el billete de vuelta: me escribían desde la Fundación Vicente Ferrer, en la India, preguntándome por mi disponibilidad durante los tres meses que venían justo después de mi viaje a Argentina. Bueno, la verdad es que no tengo muchos compromisos…, pensé, mientras pasaba las páginas de mi agenda en blanco. Necesitaban un profesor de inglés para los meses de mayo-junio-julio. Para mi era una respuesta al “y luego qué”, que me había estado preguntando los días previos al viaje…

Así que ahí estaba, primer día en Argentina levantándome temprano para entrevistarme por Skype con la India. Una cosa de locos, vaya. Que mi primera experiencia profesional vaya a ser como voluntaria enseñando inglés en la India es, como poco, interesante.

Bueno, si has leído hasta aquí, muchas gracias por interesarte por la historia. Ya ves que tampoco es tan interesante, sé que esperabas algo súper espiritual como un llamado de Dios diciéndome que tenía que dejarlo todo para irme a la India, o algo del estilo. Lo siento, te he decepcionado. Puedes dejar de seguirme en Facebook.  Pero ya habrá oportunidades de ponerme espiritual, entonces puede que te explique otras cosas con más detalle. De momento tu premio será deleitarte con esta imagen, que igual necesitaba cierta aclaración. En serio, ponte cualquier canción, cualquier tipo de música, que el Spiderman va a seguir moviéndose al ritmo y clavando el baile… Jo, ¡es que me parece graciosísimo! No sé por qué me parece tan gracioso, podría poner mil canciones diferentes y verlo durante horas y me seguiría haciendo gracia. ¿Ves? ¿A que el ser humano no tiene sentido? O a lo mejor solo soy yo…jajajaa

 

15 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Ángel dice:

    Bueno Consu, tengo que decirte que soy de los que leen las entradas de los blog, hasta el final, y de los que se cansan de la realidad de invernadero en la que vivimos.

    También decirte que ese asco que sientes, lo sentimos los que buscamos algo verdadero en nuestra manera de ver el mundo y el día a día de nuestras vidas, y miramos a nuestro alrededor y nos invade el barro. Pero creo que la India será como una buena ducha, con jabón y champú de esos que te dejan oliendo a fresco durante todo el día. No sonaba muy espiritual, la verdad, pero como tú no haces nada por casualidad, acabará siéndolo.

    Deseo que encuentres lo que Dios te quiera mostrar. Disfruta de esta experiencia.
    Buen viaje.

    Y nosotros si te habíamos echado en falta.

    Me gusta

    1. konsufdezag dice:

      Gracias, Ángel, por el mejor primer comentario! 🙂 Yo tampoco creo en la casualidad, así que también espero que este viaje a la India sea algo más que un capricho del destino. Sería paradójico y a la vez genial que volviera de la India oliendo a jabón y champú, como dices, jeje. En cualquier caso, me voy con la mente abierta y con muchas ganas de aprender. Gracias por vuestro cariño y palabras de ánimo. Un abrazo!!

      Me gusta

  2. Zeke dice:

    Bueno, sabes que aquí aunque no lo manifestemos, siempre te leemos hasta el final… Y tenemos ganas de seguir haciéndolo. Ya te dije alguna vez que una parte de mi te envidia no? Me alegro de que seas tú la que estés viviendo esta aventura porque es como que una parte de mi la está viviendo. Una parte importante. Love u!

    Le gusta a 1 persona

    1. konsufdezag dice:

      Ohhhhh cuán sweet!! Muchas gracias por comentar!!!!!! Y por alegrarte por mi y ser una parte importante e imprescindible de la aventura que es mi vida 🙂 (OH QUÉ PROFUNDO y cierto!! ;D)

      Me gusta

  3. Miriam dice:

    Seguidora!! Me ha encantado leerlo y enterarme de algunas cosas invisibles que pasaban delante de mi vista, love you!

    Le gusta a 1 persona

  4. Sara Pérez dice:

    Pues la historia, lejos de parecerme poco interesante, me ha encantado! Me parece súper emocionante que te escribieran ese email tiempo después! Es como esas cosas que nunca pasan! 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. konsufdezag dice:

      Gracias Sara, por tu comentario! La verdad es que sí, son cosas que nunca te esperas que vayan a pasar.. o al menos, yo no esperaba que fuera a pasar tan pronto! Un abrazo, gracias por leerme!!

      Me gusta

  5. "Julietadas" dice:

    Te odio. Porqué te expresas tan bien. Me caes mal. Una vez dicho esto, debemos encontrar lo que dice Mirena para poder suscribirme YAAAA y seguir leyéndote hahaha
    Looooove it Consa ❤

    Le gusta a 1 persona

    1. konsufdezag dice:

      JAJJAJAJAJAJA Que venga ya Mirena para que nos ayude a seguirnos mutuamenteeeeeee!!! Qué tupis somos! Love ya!

      Le gusta a 1 persona

  6. estefyeddy dice:

    Eres una petarda. Sí que nos enteramos de que te fuiste y volviste. Y sí que nos enteramos de tu enfado con el mundo. PETARDA.

    Pero te quiero igual.

    Y creo que he encontrado el lema de tu vida: “tras reflexionar concenzudamente.. por cinco minutos”

    Me gusta

    1. konsufdezag dice:

      Jajaja es que en realidad yo pensaba que si me lo quitaba la gente se iba a dar cuenta al toque (así de popular me creía), y a ver.. eventualmente, sí. Os fuisteis dando cuenta y me echasteis de menos.. jaja.

      5 minutos.. ¡o menos! A veces me equivoco, pero en general me lo paso muy bien 😛 Hakunna matata!

      Me gusta

  7. Anónima feliz dice:

    Tienes un blog y no me lo has dicho?!?! Desde cuando?!?!
    Me encanta lo que has compartido konsu 😍
    Ya soy una subscriptora mas!

    Me gusta

    1. konsufdezag dice:

      Jajaja menos mal que me sale tu correo electrónico porque si no nunca hubiera adivinado quién era esta Anónima feliz! 😉 Gracias por subscribirte, y por tus comentarios!! Un besito!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s